Pastoral Juvenil

Grupos Pastorales

La finalidad del Departamento de Pastoral de nuestro colegio es evangelizar, es decir, anunciarles de forma integral la Buena Nueva de Jesucristo a nuestros alumnos. Por eso todo lo que en él se hace debe entenderse desde una visión, pues no son actividades aisladas sino parte de un todo que busca hacer crecer en nuestro colegio LA VIVENCIA PROFUNDA DE LA EXPERIENCIA DE Dios en cada uno de sus espacios.

Dichos procesos al ser evangelizadores deben cubrir las diferentes dimensiones de la evangelización. Ahora bien, para entender cuáles son las dimensiones de la evangelización, es necesario fijarnos en el modelo de toda evangelización.

LÍNEAS DE ACCIÓN:

La Pastoral Juvenil Lasallista asume y adapta los principios emanados del documento «Civilización del Amor Tarea y Esperanza: Orientaciones para una Pastoral Juvenil Latinoamericana», y los hace vida en medio del caminar que hacemos con y para los jóvenes. Bebiendo en las más genuinas fuentes lasallistas, nuestra acción pastoral vive a plenitud los valores de la Fe, la Fraternidad y el Servicio, y asume la tarea señalada por el Episcopado de articular una PASTORAL JUVENIL ORGÁNICA, a través del MOVIMIENTO JUVENIL LASALLISTA INDIVISA MANENT.

Compartimos con la Pastoral Juvenil Latinoamericana la convicción de que «a través de muy distintos caminos, los jóvenes buscan respuestas a su necesidad de Dios y a sus preguntas de sentido», y por ello caminos con ellos acompañando sus búsquedas y colaborando en el hallazgo con la intención de ser fieles a la actitud del Dios de Jesucristo que con mirada amorosa presta atención a las necesidades de su pueblo, escucha sus clamores, y dispone todas las cosas para su liberación, queremos mirar la realidad de los pueblos del continente latinoamericano, y especialmente del pueblo joven, para escuchar sus gritos, reconocer y comprender sus situaciones de exclusión y hacer lo que sea posible para que, con la ayuda del Espíritu Santo, se haga actual la salvación.

CARLOS EDUARDO LUNA
Docente Líder

Hay en La Salle un lugar muy especial al cual podemos acudir en cualquier momento de nuestra vida, porque allí se respira un ambiente de paz, tranquilidad y sosiego; éste es nuestra Capilla.

Allí no hay discriminación alguna: entran y salen niños, niñas, jóvenes, adultos, padres, docentes, empleados, visitantes, hermanos, sacerdotes; todos acuden en búsqueda de un espacio y unos minutos para orar, agradecer, pedir o alabar a Dios y la Virgen Santísima quienes presiden este lugar, acompañados de las imágenes de nuestro fundador San Juan Bautista De La Salle, San Miguel Febres Cordero, Santo Hermano Muciano María y cuadros alegóricos a la historia de la obra lasallista.

La capilla es un espacio muy acogedor, completamente renovada, con vitrales de color azul que le infunden luminosidad y frescura al lugar, 64 cómodas sillas para compartir las diversas experiencias espirituales que allí se celebran, como las eucaristías grupales que programa el departamento de Pastoral, las cuales son acompañadas por el capellán y los docentes; la misa dominical, las primeras comuniones, los bautizos, los matrimonio y los aniversarios que congregan a las familias lasallistas.

La capilla se constituye en un lugar para la oración y el recogimiento donde la espiritualidad nos recuerda que la presencia de Dios y su Espíritu es el que guía nuestro actuar. De igual manera es un espacio que permite el encuentro reflexivo que dinamiza el quehacer cotidiano de la comunidad educativa.

Delimberto jimenez león
Capellán