Con una solemne eucaristía, precedida por Monseñor Ismael Rueda Sierra, la comunidad Lasallista conmemoró los 300 añosde la pascua de San Juan Bautista de la Salle, patrono universal de los educadores.

Durante la celebración el Instituto San José y el Colegio La Salle confirmaron a 60 estudiantes reafirmando así el compromiso misional de estos 300 años.

El Tricentenario ha de ser para todos uno año de conversión, relectura, renovación y de recoger la historia para agradecerla, dejar que nos inspire el futuro que podemos construir juntos, con entereza, decisión, capacidad profética y abandono en las manos del buen Dios, fue el mensaje impartido durante la celebración.

“Colombia necesita Lasallistas proactivos, llenos de fe y plenos de esperanza. El Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas nació en la frontera de la deshumanización. La Salle y los primeros Hermanos hicieron de la escuela cristiana un lugar de salvación porque en ella se proclamaba a Jesucristo, se vivía en fraternidad, se encontraban oportunidades, se fraguaban sueños y se construía equidad e inclusión. Hoy por hoy estos mismos elementos siguen siendo válidos en nuestro contexto. Señaló, el Hno, Leonardo Enrique Tejeiro Duque, Rector.